COSTA RICA

Nuevo delito de trata de personas en Costa Rica procura dureza
contra criminales y protección a víctimas y testigos

San José, Costa Rica, Lunes 16 de febrero.- Un nuevo marco legal sobre la trata de personas para lograr eficacia en la persecución del delito, mayores condenas para los criminales, y protección especial para las víctimas y testigos fue aprobado esta semana por la Asamblea Legislativa de Costa Rica.

Estas reformas contaron con los insumos de OIM, en apoyo a la gestión de la Coalición Nacional contra la Trata de Personas, que durante meses contribuyó con la redacción del artículo 172 del Código Penal sobre la Trata de Personas, del artículo 15 de la Ley de Fortalecimiento de la Seguridad Ciudadana, así como de la reforma del Código Procesal Penal.

La nueva tipificación del delito incluye prácticamente todos los fines de la trata del Protocolo de Palermo, por ejemplo el matrimonio servil, la extracción ilegal de órganos, y la esclavitud y formas análogas. Además se incluyó la trata interna, es decir el desplazamiento dentro del territorio de personas para someterlas a situaciones de servidumbre.

“En Costa Rica la trata de personas está penalizada. Sin embargo, el tipo penal era limitado y vulnerable. No sancionaba la trata interna y la taxatividad de los fines limitaba o eliminaba la potestad inclusiva e interpretativa del juez. A la vez, existen una serie de conductas, como el tráfico de órganos y la explotación laboral en sus diferentes manifestaciones que no estaban debidamente sancionados. No existía conectividad entre el delito de trata y otros conexos”.

Así concluye un estudio sobre la normativa de la trata de personas y su aplicación en Costa Rica, realizada por OIM el año anterior y que sirvió de base para estos cambios en la legislación.

En las agravantes de la pena se incluyeron aspectos como el que cualquier persona que cometa el delito valiéndose de su función pública recibirá una pena mayor, también cuando dos o más personas (crimen organizado) lo cometan, cuándo haya vínculos de parentesco, y si la víctima sufre daños en su salud.

En relación con la Ley Fortalecimiento de la Seguridad Ciudadana. OIM dio apoyo técnico en la propuesta para incorporar el artículo 15 del proyecto que contempla tres incisos: recibir información sobre los derechos que asisten a las víctimas en un idioma que comprendan y en forma accesible a su edad y madurez; permanecer en el país, de conformidad con la legislación migratoria vigente, y a recibir la documentación que acredite tal circunstancia; y a que su nombre no sea incluido en ningún registro especial.

“La reforma incluye un tipo de protección que es muy específica de las víctimas de la trata (que muchas son extranjeras) cual es la de gozar de una protección migratoria especial en el país mientras se investiga y confirma su situación de explotación, se evalúan los riesgos para su vida y de define las mejores alternativas para su futuro”, explicó Luis Fernando Centeno, consultor legal de OIM.

En relación con el Código Procesal Penal, las reformas propuestas se dirigieron a facultar al juez a hacer un juicio privado cuando es sobre trata de personas y que las declaraciones o los testimonios de la víctimas pueden ser recibidas utilizando técnicas especiales como la video conferencia y la cámara Gesell para proteger la identidad de los violentados.

Más información en el documento "Algunas consideraciones sobre la reforma del tipo penal que sanciona la Trata de Personas en Costa Rica"


Contacto:
Ana Beatriz Fernández
Punto Focal de Medios
Centroamérica y México
Organización Internacional para las Migraciones
Tel. 2221-5348, ext. 136
Cel. 8395-4350